Carola Bedós

¿Lees?

12 de Febrero de 2020

Una vez un guaperas con lancha Tullio Abbate y fama de latin lover que conocí en la Costa Brava me dijo que lo que menos le ponía era: “tener en la cama a una mujer leyendo”. Años más tarde se casó con una conocida modelo catalana. Y poco más tarde, terminaron divorciándose y pasándole -él- la consabida pensión por el hijo que tuvieron en común. Su nombre (el de él) se vió vilipendiado durante cierto tiempo en la prensa del corazón. Pensé que igual el motivo de divorcio fué que ella leía en la cama. Me hace gracia todavía esta imagen de ellos dos en mi cabeza.

Vengo de una familia de bibliófilos, de lectores empedernidos, así que siempre supe que con el tal più bello no tenía ni media chance.

Los libros y las letras han sido una constante en mi vida. Y yo tenía mi propia motora. Su menor calado, me permitía además entrar en las calitas. A lo que iba: leer me da más alas que un red bull, y escribir todavía más. Dediqué mis primeros quince años de vida laboral a corregir y a editar contenidos en libros, revistas y cursos on line. Puntuar, leer, valorar, abreviar, revisar, redactar una contraportada, un pie de foto, un informe de lectura, preparar contratos de edición, encargar unas ilustraciones o una tira cómica… No me arrepiento ni por un momento. Es más, últimamente tengo una enorme tentación de volver a ello. Es una profesión sutil, llena de detalles, de compañeros con sentido del humor y sentido común, gente poco banal, gente de espíritu elegante. Solidaria, empática, con sustancia, con ideas, debate y opinión. Creativos alegres y comprometidos con su propósito.

Sopla el viento, ahúlla. Sueño con Atalanta.

7 comentarios en «¿Lees?»

  1. Ell és el nét del Xicu Sabater propietari de l’Hotel Aiguablava. Feien bona parella però van acabar com el rosari de l’Aurora 😄

    En fi, premsa rosa…

    A veure si t’inspires… Jo he vingut a veure el meu pare que està fluixet. El diumenge anirem al Xiringuito Escribà a veure si es revifa amb un bon arròs i el mar.

Deja un comentario